Todo Argentina

Conoce las maravillas del mejor país del mundo

Category: General (Page 1 of 4)

Vinos divertidos para disfrutar con tus amigos

¿Has organizado una cena con amigos y quieres que todo salga perfecto? En alguna ocasión todos nos hemos encontrado con esta situación. Intentamos sorprender con la decoración, la comida e incluso la música, pero ¿qué hay del vino? Normalmente conocemos los gustos de nuestros amigos y vamos a lo seguro. Por eso hoy te propongo que les sorprendas la próxima vez que vayan a tu casa con estos vinos divertidos.

A continuación, podrás encontrar una serie de vinos divertidos y algunos maridajes originales que te harán ser el rey de las próximas reuniones con tus amigos. Toma buena nota y presume de ser un gran anfitrión o llévalos como regalo a tus próximas fiestas y triunfarás.

Vinos divertidos para cenas en casa

Bienbebido

Vamos a empezar por el vino divertido más sencillo de usar para los pocos expertos en enología. Os preguntaréis por qué, pues la curiosidad de este vino viene porque la misma botella indica para qué tipo de comida es más recomendable. Así, nos encontraremos con el Bienvenido para pulpo, para jamón o para queso. Este Bienbebido es, por lo tanto, una gran opción para acompañar el picoteo que precede a la cena.

Mi opción preferida es el Bienbebido para queso acompañado por una tabla de quesos en la que puedes variar desde un queso de untar ligero, hasta un queso manchego curado para ir preparando a tus invitados para la cena.

Vino azul

Seguro que has oído hablar del vino tinto, blanco, rosado e incluso espumoso, pero, ¿vino azul? Pues sí, el vino azul existe y es una gran opción para dejar sorprendidos a tus comensales. Su tono azul eléctrico llamará la atención de tus comensales. En cuanto al sabor, es un Chardonnay afrutado y muy fresco.

Este vino azul está especialmente recomendado para beber junto a la cocina japonesa, sobre todo aquellos platos que llevan salmón.

El Xitxarel·lo

Xitxarel·lo, a aquellos que sepan catalán les sonará a insulto, pero nada más lejos de la realidad. Este es un vino blanco elaborado con uva Xarel·lo, variedad autóctona del Penedés por excelencia. Es un vino fresco con fondo cítrico.

Deberás elegir el Xitxarel·lo para combinarlos con arroces, y sobre todo con aquellos que llevan marisco como los arroces melosos, arroz a banda o paella de marisco.

Sospechoso

Cada vez que compres este vino tendrás la impresión de estar probando algo nuevo, y no solo por su variedad, se elabora tanto en blanco como en tinto y rosado. Sino porque cada etiqueta es distinta y en ellas te encontrarás cada vez la foto de un sospechoso distinto. Si eres de los que les gusta coleccionar cosas, aquí tienes un motivo más para elegir Sospechoso.

Sospechoso blanco es un vino suave y afrutado que combina a la perfección con todo tipo de escabeches, ya sean pescados blancos o azules. Sospechoso rosado en un vino con sabor a frutas carnosas y un ligero toque a rosa que será ideal para acompañar pizzas. Por último, Sospechoso tinto es un vino intenso, con toques de frutas del bosque negras que recuerda a los tintos de toro es ideal para carnes rojas a la brasa como el cordero o la ternera.

Por último, si la reunión es en tu casa no te olvides de tener la copa adecuada para cada vino, por ninguna razón sirvas un buen vino en un vaso plástico ya que tus invitados pensarán que no tienes experiencia alguna en el tema de vinos; un buen vino debe servirse de la mejor manera.

Vinos divertidos para regalar

Siete pecados

Siete pecados es una colección de vinos muy atractiva tanto por su cuidada imagen como por sus caldos. Cada una de las botellas está dedicada a un pecado capital y las siete se venden juntas en un paquete único. Cada uno de los vinos tiene una personalidad compleja que lo relaciona con el pecado al que pertenece. Mientras que Pereza es un vino criado durante más tiempo en la barrica, Gula es un vino agradable que te invita a seguir bebiendo.

Sus botellas también reflejan esta personalidad propia de cada pecado y cada vino desde la ira que tiene la etiqueta rota, hasta la envidia que se presenta como un espejo para que puedas ver y envidiar que sucede a tu alrededor.

Infraganti

Si no quieres que el anfitrión de la fiesta te pille Infraganti sin haber llevado nada, apuesta por este vino joven, verdejo de la denominación de origen Rueda. Es joven y fresco, por lo que se puede tomar a cualquier hora del día y casi con cualquier plato. Es una gran forma de acertar si no sabes cuáles serán los platos.

Pocas Pink

Este vino de Oporto, además de ser atractivo por su botella y su color rosa, es una buena opción para maridar con postres de todo tipo. Por ello, podrás llevarlo a una reunión con amigos en la que no sabes el menú sin preocuparte, ya que seguro que hay postres y estos maridarán perfectamente con Pocas Pink.

Estas son solo algunas ideas de vinos divertidos que te propongo y conforme a mi experiencia son los mejores y te harán quedar como el mejor de los anfitriones, adicional puedes encontrar muchos más en tiendas como Bodeboca, Campoluz Enoteca o Vino Selección, tambien hay tiendas online que poseen buenos vinos a excelentes precios.

Ahora solo tienes que organizar una fiesta en casa, apostar por las mejores tapas, algunos postres dulces y a triunfar.

¿Has probado alguno de estos vinos? ¿Qué otros vinos divertidos nos propones? Espero tus opiniones en los comentarios de este post.

¿Internet nos aísla del mundo?

Internet sería un factor de aislamiento social para muchas personas. Cada vez más personas están gastando horas navegando para realizar una búsqueda, algún trabajo, o para “hablar” con “amigos” en las redes sociales.

Solo en el trabajo

Uno de los factores de aislamiento sigue siendo el trabajo a distancia. Ciertamente, Internet facilita el intercambio de información y la investigación. Pero los trabajadores no están todos agrupados en un lugar común. Algunos trabajan juntos durante meses, años, sin conocerse mediante el intercambio de correos electrónicos, hablando por teléfono, bueno, comunican a través de redes internas.

Hoy en día, parece que ya no son necesarios los contactos entre colegas. La tecnología proporciona una distancia que, en última instancia, tiene un impacto sobre la vida en la sociedad y la naturaleza de los recursos humanos. ¿Por qué ir fuera de su residencia, si es posible trabajar allí y mantener vínculos con la oficina, los clientes?

Solo, en familia

Al permanecer solo durante horas delante de su pantalla, el usuario puede aislarse aún más a sí mismo. Para algunos padres, amigos ya no existen, o casi. Sin darse cuenta, el usuario limita el contacto con el cónyuge, el cónyuge y / o hijos, al beneficio de un mundo virtual.

Algunos no dudan en inventar una vida muy diferente a la suya, y estar rodeado de amigos que apenas conocen. Prefieren confiar en estos “amigos” en lugar de familiares. Por otra parte, un estudio encontró en 2009 que el 55% de los estadounidenses que navegan por la web, hablan de temas importantes, o personales, con gente que conocen muy poco.

Al pasar su tiempo en varias plataformas (sitios de discusión, blogs, redes sociales o profesionales), el usuario piensa que crea lazos sociales. Sin embargo, sólo en frente de su pantalla, el usuario pierde poco a poco el contacto con el mundo exterior.

Solo en la multitud

Las redes sociales dan la ilusión de estar rodeado de amigos. Irónicamente, la “presencia” de estos amigos virtuales conduce más fácilmente un individuo a aislarse. Prueba: un estudio demostró que el 30% de las personas que trabajan en varias redes sociales no conocen ni siquiera a sus vecinos.

Por otra parte, el círculo de amigos y confidentes se contrae lentamente. En 1985, una persona tenía en su entorno, tres amigos a quienes podía confiar. Veinte años más tarde, el número de los confidentes se ha reducido a dos. Y el 25% de las personas contactadas para el estudio no tenían a nadie en quien confiar.

A cambio, los más activos en las redes sociales tienen contactos con personas de diferentes intereses a los de su propio grupo étnico u otro, que por lo general se suma a la apertura de espíritu además de mejorar el conocimiento general.

Los Otakus

Internet ha contribuido al nacimiento de un fenómeno en Japón: el de otaku. Son apasionados que dedican días enteros jugando juegos de video, viendo o creando mangas (cómic japonés). El único contacto con el exterior se reduce a comer (cuando y si tienen hambre) y de forma esporádica, la historia de las compras. Se informan, estudian, se relajan y se “socializan” exclusivamente en Internet. Incluso, tienen sus propios sitios web y artículos de promoción, pero no tienen contacto de persona a persona.

El aislamiento social = Peligro

Sin embargo, el aislamiento social tiene un impacto directo en la salud. Según un estudio británico publicado en 2010, pasar demasiado tiempo solo sería tan peligroso como fumar 15 cigarrillos al día.

Por otra parte, la desconexión social está directamente relacionada con una tasa de mortalidad más alta.

Hay más. Los teléfonos inteligentes también llevan un cierto riesgo. Has probablemente visto la gente que camina escribiendo un SMS.

Soluciones

Hay varias soluciones para contrarrestar el aislamiento debido a las nuevas tecnologías. Las personas que se aventuran en este terreno resbaladizo, hay que ayudarles a:

  • Mantener contacto con sus familias;
  • encontrar nuevos intereses;
  • practicar diferentes actividades;
  • construir una nueva red social;
  • tomar medidas;
  • aceptar invitaciones, aunque de mala gana;
  • utilizar la configuración de la comunidad;
  • hacer actividades físicas.

Si Internet facilita el aislamiento entre un número de individuos, sin embargo, es una gran herramienta de información, siempre y cuando se utiliza correctamente. Pero si percibes un creciente interés en Internet, es posible que tiendes a aislarte lentamente.

¿Sabes qué se celebra el 23 de abril en todo el mundo?

Un año más, se acerca el 23 de abril y eso es síntoma de celebración por diferentes motivos: en primer lugar, es el día en que se conmemora la muerte de San Jorge (más conocido como Sant Jordi) en el que existe toda una tradición con dragones y rosas que se remonta al siglo IV.

Por otro lado, también es el día internacional del libro desde 1996, de modo que es una buena excusa para regalar un buen compañero de viaje. Acompáñame por este recorrido y descubre qué se celebra el 23 de abril.

  • Sant Jordi o Día de la rosa

    San Jorge es conocido por ser el patrón de gran cantidad de países como Bulgaria, Georgia, Inglaterra o Portugal. En nuestro país, también lo es en las comunidades autónomas de Aragón, Cataluña y las Islas Baleares. Sin embargo, ¿por qué este día también es llamado como el día de la rosa?

    Comúnmente, lo que se celebra el 23 de abril tiene su origen en una leyenda que tiene lugar en la Edad Media, allá por el año 303:

    “La villa de Montblanc estaba siendo asediada por un descomunal dragón que se había instalado en las afueras del pueblo, causando daños muy graves entre el ganado de los habitantes. Al ir buscando alimento, cada día se acercaba más y más a las murallas de la villa, de modo que los vecinos tuvieron que buscar una solución: decidieron darle piezas de ganado (ovejas, bueyes, caballos…) cada día para mantenerlo alejado y estar a salvo.

    Por fin, cuando éstos se acabaron, no tuvieron más remedio que sacrificar a los propios habitantes del pueblo. Así, todos los nombres de los vecinos fueron introducidos en un puchero (incluyendo los del rey y su hija) y cada día una mano inocente decidía quién sería el sacrificado al día siguiente, hasta que una tarde el nombre que apareció fue el de la hija del rey.

    A pesar de las súplicas de éste, la joven princesa salió de las murallas dirigiéndose hacia su triste destino. Cuando el dragón avanzaba hacia ella, apareció de entre las brumas un hermoso caballero y su caballo vestidos ambos de blanco que, con un certero golpe de lanza, acabó con la vida del dragón.

    Cuando la bestia cayó, un charco de sangre bañó los pies del caballero y, en ese mismo instante como si de magia se tratase, apareció un rosal del que brotaron rosas rojas, con las cuales el caballero obsequió a la princesa.”

    Es por ello que se celebra el 23 de abril el día de la rosa, donde se tiene por costumbre que los hombres regalen a sus enamoradas, amigas, compañeras o familiares una rosa o incluso un ramo entero de ellas y éstas, en contrapartida, regalan un libro.

    Donde más influencia tiene este día es en Cataluña, donde incluso llega a ser denominado el día de los enamorados en la comunidad.

    Lo más característico es que las ciudades enteras se llenan de pequeños puestecitos ambulantes donde se pueden comprar cientos de rosas y gran cantidad de libros. Esta celebración es más multitudinaria y multicolor en Barcelona, especialmente en el paseo de Las Ramblas.

    Aprovecha las ofertas en viajes y alojamiento para visitar Barcelona y no te pierdas el sentimiento que se respira de historia, leyenda y romanticismo en el día de Sant Jordi.

Día del libro

Este día es también algo que se celebra el 23 de abril, solapándose con Sant Jordi (de aquí viene que ellas regalen un libro a sus enamorados, amigos o familiares). Promulgado por la UNESCO, este día se conmemora a nivel mundial con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

¿Por qué se elige el 23 de abril? Es sencillo, ya que ese día coincide con el fallecimiento de dos de los autores literarios más importantes a nivel mundial: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Con motivo de la celebración, las calles más céntricas españolas se llenan de puestos donde poder adquirir los mejores libros. Además, muchos autores deciden salir a la calle y firmar sus ejemplares en estos puestos para estar más cerca del lector.

A nivel comercial, el día de Sant Jordi supone para las editoriales un porcentaje muy apreciable de la producción literaria anual, cosa que aprovechan para presentar las últimas novedades y hacérselas llegar al usuario.

A continuación, aquí tienes las actividades más destacadas que se han llevado a cabo o que se realizarán en nuestro país en el día Internacional del libro:

  • Madrid: En la Biblioteca de Alcalá de Henares se recibirá a los visitantes con una pequeña planta de romero, cuya simbología es muy especial y se menciona en varias ocasiones en El Quijote debido a sus propiedades medicinales. Por otro lado, la Biblioteca de Madrid participará el 23 de abril en una suelta de libros en la Puerta del Sol y finalizará en la Puerta de Alcalá. Si quieres participar, ahora puedes aprovechar las ofertas de Avanzabus para visitar la capital madrileña.
  • Valencia: Del 7 al 17 de abril tuvo lugar la Feria del libro en los jardines de los Viveros, donde se plantaron más de 80 casetas con todos los clásicos y las mejores novedades.
  • Barcelona: Como ya sabes, es la ciudad donde más se celebra este día con puestos de libros por toda la ciudad, autores firmando sus obras y mucho espíritu literario.

Ahora que ya sabes lo que se celebra el 23 de abril, aprovecha la ocasión y visita Barcelona para empaparte de este día lleno de historia.

En mi opinión, he tenido la fortuna de pasarlo allí algún año que otro y es una espectacularidad el ambiente que se respira con tantas rosas (nunca mejor dicho), libros, puestos ambulantes, visitantes, fiesta, etc. Y tú, ¿has podido vivirlo en directo alguna vez? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Tipos de vino

Variedades Tintas

Malbec

La uva emblemática de la Argentina. Durante muchos años el Malbec fue conocido en nuestras tierras como “la uva francesa”, ya que su origen se confundía entre las variedades que importaron los inmigrantes europeos. Aunque no se conoce ciertamente el origen de su nombre, hoy el mundo está comenzando a asociar los vinos argentinos con la expresión de este cepaje rojo de gran personalidad. En las primeras décadas del siglo llegaron a implantarse en nuestro país más de 50 mil hectáreas de Malbec; hoy existen en Argentina más de 16 mil hectáreas (14.300 están en Mendoza): es el cepaje tinto más extendido.

Para comparar basta señalar que en Chile, los viñedos de Malbec abarcan una superficie que ronda las 6.000 hectáreas, Francia tiene 5.300 hectáreas implantadas con esta variedad conocida allá también como Cot y Auxerroir y que se cultiva en la zona de Cahors; y en California, se destinan al Malbec unas 45 hectáreas. En su color se destaca el rojo intenso, los matices violáceos, negros y azulados. Para reconocerlo por sus aromas habrá que recordar el olor de las ciruelas muy maduras o de las mermeladas de mora o guinda.

Si es un vino maduro, aparecerán las notas de carnes ahumadas, cuero y pasas de uva. En la boca, el vino se expresará en todo su esplendor; si es joven, apenas una agradable aspereza impresionará el paladar; si ya tiene algunos años, será un vino de gran complejidad. Otras pistas para reconocer un Malbec: es un tinto generoso, equilibrado y apasionado a la vez, decididamente nuestro y para el mundo. Es tiempo de descubrirlo y comprobarlo personalmente.

Cabernet Sauvignon:

Conocida como “La reina de las variedades Tintas”, es iIndomable, apasionado, fascinante. Buenas palabras para describir al Cabernet Sauvignon, un vino con el encanto de lo salvaje. Este cepaje de origen francés quedó en la historia como el “salvaje de las cavernas”. Hoy, es un soberano cosmopolita, extendido en todo el mundo vitivinícola. Supo adaptarse a diferentes suelos, climas y culturas. Se deja modelar por las manos de viñateros de diversas razas y lenguas. En Argentina, ocupa más 12 mil hectáreas de las tierras bendecidas con vid. Mendoza tiene el mayor patrimonio de esta uva (9.108 hectáreas) y le sigue San Juan con 585 hectáreas.

El resto se reparte en los paisajes de Río Negro, La Rioja y Salta. En la copa, este vino explica los secretos de su éxito. Una tinta roja, profunda y provocadora sale al encuentro de las miradas. Los terruños serán cómplices en la creación del color y algunos permitirán la magia del rubí hecho vino. Su reputación de salvaje es evidente en la primera inspiración. Los aromas exóticos caracterizan al Cabernet Sauvignon y quizás el primero que descubrimos nos recuerda al pimiento verde. Este aroma es primario, es decir que viene grabado en la uva y llega al vino entrelazado de otros tantos ganados en el intenso camino de la elaboración: aceitunas, pimienta negra, frutas rojas maduras como la guinda, dulce de frutillas, mermelada de ciruelas, tal vez aromas a tabaco o chocolate, si es que ha pasado por la barrica.

Cada aroma tiene una razón. Será por el sol que supo madurar bien las uvas y volverlas dulces y amables, será la madera del roble en su silenciosa alianza con el vino. Los taninos del Cabernet Sauvignon tienen gran personalidad, su presencia es acosadora, es un vino robusto, que quiere dejar su impronta, quedar en la memoria. Es uno de los tintos con más experiencia para la crianza.

Cabernet Franc:

Es una variedad un tanto más rústica que la anterior, pero es muy útil en cortes, brindando intensidad y color a sus acompañantes. También tiene aromas a pimienta, frambuesa y violetas.

Bonarda:

Entre las variedades fundadoras de nuestra vitivinicultura, la Bonarda es una de las tintas más extendidas en el país. Afortunadamente, está experimentando un merecido redescubrimiento. Por muchos años, esta uva se destinó sólo a vinos de consumo doméstico y cortes y no se caracterizó por una imagen de alta calidad. Sin embargo, este cepaje está ganando terreno en mercados internacionales como varietal y también en armonía con otros cepajes.

Así, junto a la nobleza de su raíz, el trabajo en el viñedo, una adecuada técnica en bodega y la capacidad de asombro a su favor, la Bonarda comienza a plantarse entre los grandes cepajes argentinos. Los que han apostado a esta uva conocen sus cualidades: es generosa en color, atractiva en matices y se precia de lucir una paleta de exuberantes rojos, violetas y negros. Las frutillas, las mermeladas de frutas rojas son los primeros aromas que se recuerdan al girar una copa de Bonarda y, con atención, también aparece una nota de moras. En la boca, no conoce de mezquindades: se presenta con dulzura, se expande y se advierten esos robustos taninos maduros que tan bien han sido cuidados desde el viñedo.

Tempranillo:

El Tempranillo es un símbolo de España y su nombre se debe a que es una de la variedades que madura más tempranamente. Junto con variedades como Graciana (que aporta acidez), Garnacha (que le dará alcohol) y Masuelo (que le otorga taninos), el Tempranillo integra el corte de los vinos más prestigiosos de la región española de Rioja. En Argentina se afincó en el siglo XVI y desde entonces se destinó a los vinos de consumo doméstico.

Hace varios años, las bodegas argentinas han redescubierto el potencial de esta variedad que incluso ha ganado importantes medallas en los concursos más prestigiosos del mundo. Hoy existen en el país cerca de 4.400 hectáreas de este cepaje tinto y, para placer de los consumidores, la oferta es cada vez más diversa. En Mendoza, se concentran más de 4.200 hectáreas. Sus taninos robustos son uno de los principales atractivos del Tempranillo.

Esto se traduce en un vino que impresiona agradablemente la boca. Sus aromas son los de las frutas rojas maduras, las mermeladas y los toques especiados, similares a la pimienta. Es un tinto de gran estructura y esto permite una excelente convivencia con el roble para lograr un vino de guarda. Si es así, se apreciarán notas de chocolate y vainilla que lo vuelven sumamente encantador. Sus matices púrpuras y el caudal de taninos de su notable cuerpo permiten confiar en un alentador futuro para los Tempranillos argentinos.

Merlot:

Es uno de los cepajes típicos de la zona francesa del Pomerol, de gran estirpe europea cuya personalidad delinea los grandes vinos rojos de Burdeos. En Argentina se da tanto en zonas cálidas como en regiones más frías. En las primeras, adquiere un notable carácter frutado aunque posiblemente no lleguen a ser vinos muy longevos. En las regiones más frías y altas, como el Valle de Uco mendocino o los viñedos patagónicos, expresa una mayor tipicidad. Su color es rojo rubí bastante intenso y con característico sabor a uvas muy maduras y pasas de uvas, alcohólico, aromático, con acidez tendiendo a baja.

Pinot Noir:

Oriundo de la Borgoña. Extendido en casi todas las zonas del mundo, a pesar de que su adaptación no es fácil. Prefiere los suelos no excesivamente fértiles y húmedos, climas templados y no excesivamente cálidos y buenas exposiciones al sol. Produce vinos de mediana intensidad, de mediana concentración tánica. Su marcado carácter frutal también desafía la capacidad de descripción de las palabras.

Cerezas, fresas, grosellas, violetas, vainilla, especias, regaliz, pueden captarse entre sus aromas. En el paladar, consistencia a la vez completa, suave y alcohólica. El cuerpo va unido a la suavidad. Vinificado en blanco es junto con el Chardonnay y el Pinot Meunier, base del Champagne. La crianza en roble le aporta marcadas expresiones de vainilla, tabaco y cuero.

Sangiovese:

Es la variedad clave del vino italiano más internacional: el Chianti, y uno de los cepajes de orígenes más antiguos. Es curiosa la etimología de su nombre: “sanguis jovis”, que quiere decir “sangre de Júpiter”. En general, esta variedad tinta luce un tono rojo púrpura que evoluciona bastante rápidamente hacia el anaranjado; con aromas muy variables (rosas, té seco o aromas que recuerdan al petróleo), pero casi siempre impregnados por un matiz terroso.

Aunque pueden obtenerse vinos un poco rústicos, se caracterizan también por su elevada acidez, graduación media y no ofrecer una resistencia demasiado buena a la oxidación. Son vinos concentrados, de sabor alquitranado y puede recordar al regaliz. La variedad está presente en casi toda la Italia. Fuera de Europa, las experiencias más interesantes de aclimatación se han dado en California. En general, los elaboradores parecen estar de acuerdo sobre la conveniencia de someter a la Sangiovese a una pequeña crianza en barrica vieja para cautivar su carácter vivaz y brillante.

Syrah:

Es la tercera variedad tinta de un triunvirato de fama en el que comparte honores con la Cabernet Sauvignon y la Pinot Noir. Aunque más escasos en número, sus mejores vinos se sitúan a la misma altura que los grandes Borgoñas y Burdeos. En el mapa, dos lugares clave para esta cepa que raramente va acompañada de otras variedades: el sello de la tradición en la zona norte del valle del Ródano (Francia) y la versión del Nuevo Mundo en tierras australianas.

En ambas se escribe con el sello de unos tintos opulentos, vigorosos, con cuerpo, gran cantidad de taninos y materias colorantes, un característico aroma a violeta y especias como el clavo de olor, y ligeros toques ahumados, así como una gran capacidad de envejecimiento. Los elegantes Syrah van desde los sabores especiados, minerales y ahumados, al púrpura oscuro y aroma a violeta de los ejemplares jóvenes. El origen de la cepa podría estar en la ciudad persa de Schiraz, en el actual Irán, o bien en Siracusa (Sicilia) por las sinonimias Sirac, Syra, Sirah y Syrac.

Page 1 of 4

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén