Una de las cosas que hacen tan especial la época de verano, es poder darse un buen chapuzón en la piscina para refrescarse del sofocante calor que nos acecha y nos persigue las 24 horas del día.

Aunque pienses que una piscina es sólo para descansar o relajarse, de eso nada. Existen gran cantidad de actividades y juegos divertidos de la piscina que puedes practicar cada día, para hacer que el ratito de baño sea activo, agradable y más saludable. No te pierdas todos estos juegos y pásalo bomba este verano en compañía de amigos y familiares, ¡al agua patos!

  1. Juegos divertidos de la piscina: El Water-Gol

    Este juego es apto tanto para mayores como para niños pequeños. Tiene muchas similitudes al waterpolo, pero con la diferencia de que no necesitas una piscina olímpica para practicarlo, basta con la que tengas en tu casa o en el chalet de un buen amigo/familiar.

    Por lo que respecta al Water-Gol, la mecánica es muy sencilla. Lo primero que necesitas es hacerte con dos porterías hinchables y una pelota (de plástico preferiblemente). El objetivo es el mismo que en cualquier partido de fútbol o de waterpolo: hacer gol en la portería contraria.

    La dificultad añadida es que no puedes ir andando por la piscina con el balón en las manos, como sería lógico, sino que para hacerlo más difícil debes ir nadando e ir adelantando el balón con la cabeza golpe a golpe, hasta conseguir introducirlo en la portería de tu rival. Lógicamente, no puede haber ningún portero fijo bajo palos, porque si no el esfuerzo resultaría inútil.

    Consejo: Desgraciadamente, te doy este consejo por experiencia propia. ¡Cuidado con los cabezazos! Sigue también estos consejos sobre el cuidado y riesgos en las piscinas para que la diversión y seguridad estén 100% asegurados.

  2. La isla del tesoro

    Este juego requiere algo más de técnica dentro de una piscina, ya que es necesario poder bucear para hacerlo correctamente.

    La isla del tesoro es un juego que intenta emular la recolección de un tesoro pirata. En primer lugar, deberás hacerte con muchas fichas redondas de diferentes colores. En mi caso, lo hacía con las fichas de las damas (que son blancas y negras) para competir contra mi hermano, pero puedes escoger cualquier otro tipo de fichas diferentes. Una vez las tengas, ambos (o tantos participantes como haya) os pondréis de espaldas a la piscina con las fichas en las manos y las lanzaréis hacia atrás para que caigan al agua en diferentes zonas de la piscina.

    La verdadera competición empieza ahora. Deberás zambullirte en el agua, preparado con unas buenas gafas de buzo, y buscar las fichas de tu color. Eso sí, no vale cargarlas todas en un mismo viaje y dejarlas fuera de la piscina. Tan sólo podrás coger 3 fichas en cada viaje y llevarlas a la zona que acordéis. El primero en recoger todas las fichas será el vencedor.

    Hablando de juegos divertidos de la piscina, tengo que reconocer que este ha sido siempre uno de mis favoritos y con los que me he pasado horas y horas en el agua.

  3. Concurso Boom

    En esta ocasión, no es necesario una piscina de medio-gran tamaño, ya que también puede servir una más pequeña. Puedes hacerte con una de esas piscinas familiares desmontables. El año pasado ayudé a mis abuelos a comprar por Internet una de estas para que mis primos pequeños pudieran jugar en verano, y aprovechamos que en Amazon estaban en oferta para llevárnosla a muy buen precio. Adicionalmente, también puedes aprender a montarla y conseguir ahorrar más dinero.

    Para pasarlo bomba con juegos divertidos de la piscina, nunca mejor dicho, con este entretenido juego vas a necesitar lo siguiente: hacerte con una de esas pelotas que están rellenas por dentro con un globo de agua y que, llegado cierto punto, explotan y te mojan (puedes verlo en la imagen de más abajo).

    El funcionamiento del Concurso Boom tiene dos vertientes, una para los más pequeños y otra para los mayores:

    Para niños: Pueden participar tantos niños como quieran, no hay límite. Habrá un árbitro (que debe ser adulto para comprobar que los niños no hacen trampas) y es el que determinará si la respuesta es correcta o no. El juego comienza con el árbitro entregando la bola con el globo dentro a un niño y planteándole una suma. El niño deberá tardar el menor tiempo posible en contestar para que no le explote la pelota.

    Si la respuesta a dicha suma es correcta, pasará la pelota al siguiente niño y agregará otra suma al resultado anterior. Por ejemplo, si la respuesta a la suma ha sido 11, el niño deberá plantearle otra suma al siguiente: “11 más 3”. Lógicamente, perderá quién le explote el globo y añadirá un punto negativo a su casillero. A los tres puntos negativos, se eliminarán los participantes hasta que sólo quede uno.

    Para mayores: La mecánica es exactamente igual, sólo que se complicarán un poco más las preguntas para que haya algo de dificultad, por ejemplo con capitales de países, preguntas de cultura general, etc.

  4. Point The Target

    Este es el último de los juegos divertidos de la piscina de hoy, pero habrá más ya que es una de mis actividades de fin de semana favorita. Aunque parezca sencillo, este juego tiene su dificultad. Se trata de una diana especial para piscinas, en la que en vez de dardos hay mini-pelotas de velcro que se quedan enganchadas en la diana.

    La complicación reside en que la diana nunca está parada, ya que al estar flotando en el agua siempre está en constante movimiento y es más difícil acertar.

    Se pueden realizar innumerables competiciones con la diana: el que más puntos consiga, sumar sólo de 20 en 20 puntos o, directamente, conseguir que todos tus lanzamientos caigan en la diana.

Las piscinas son sinónimo de verano, calor, diversión, amigos, familia y todos esos pensamientos positivos que te vienen a la cabeza. Ya tienes excusas para no aburrirte este verano en la piscina y pasar horas y horas de entretenimiento y diversión con los tuyos. ¿Qué juego es el que más te gusta? ¿Conoces alguno más?