Como cada año, tras el Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos, la ciudad de Nueva York se viste de luces navideñas para dar inicio, oficialmente, a la Navidad.

Y es que, es tradición en Nueva York que, tras el Día de Acción de Gracias, se proceda al encendido del arbol navideño del Rockefeller Center en un acto que se conoce como “Rockefeller Center Tree Lighting Ceremony”, acto que, sin duda, es todo un espectáculo que aumenta el atractivo de la “Ciudad de los Rascacielos”.

El Día de Acción de Gracias se celebra en EE.UU. el cuarto jueves del mes de noviembre desde el año 1789, en memoria de los primeros peregrinos o colonos que llegaron al territorio. Esta fecha es especialmente significativa, ya que marca un día muy especial para todos los estadounidenses, quienes se reúnen con sus familias en torno a la mesa familiar para disfrutar del pavo como plato principal, acompañado de otras delicias como el archiconocido “pastel de mamá”. Sin embargo, lo realmente importante es el anuncio del Espíritu Navideño, representado en la vuelta al hogar, el reencuentro con los familiares y el olvido, quien más o quien menos, de las rencillas personales.

E impregnados de ese espíritu de buenos deseos e intenciones, los neoyorquinos celebran el miércoles siguiente al Día de Acción de Gracias la puesta en marcha oficial de la Navidad, con el encendido de las luces de comercios, restaurantes, oficinas, hoteles y cualquier edificio de la ciudad, así como con el engalanado de las calles y árboles de la ciudad con motivos navideños de toda clase, desde los más tradicionales a los más atrevidos y rompedores.

Y es, precisamente en ese miércoles siguiente al Día de Acción de Gracias, cuando se celebra la “Rockefeller Center Tree Lighting Ceremony” en el emblemático Rockefeller Center, encendido que lleva a cabo el Gobernador del Estado y que tiene como punto la explanada que hay entre el General Electric Building y la Estatua de Prometeo, punto en el que más de 30.000 bombillas inundan de luz y de magia los edificios más cercanos, marcando el inicio oficial de la Navidad para los estadounidenses, especialmente para los neoyorquinos.

Luces, música, buenos deseos y, desde luego, compras y más compras. Este día marca el inicio de la carrera por los diferentes comercios de la ciudad, especialmente en la Quinta Avenida, lugar que, desde luego, tiene un encanto especial para quienes quieran echar la casa por la ventana y vivir la Navidad más comercial.

Efectivamente, Navidad y compras están indisolublemente unidas en Nueva York, unión que comenzó en 1931, año en el que se celebró por primera vez la “Rockefeller Center Tree Lighting Ceremony”, y que, año tras año, ha venido marcando el inicio oficial de la Navidad en Estados Unidos. Un evento que concentra a más de 200.000 personas y que es retransmitido a todo el Mundo por su espectacularidad y su especial significado.

Pues ya lo sabes, si viajas a Nueva York esta semana o la próxima, vas a vivir un momento muy especial en la vida de esta ciudad, un momento realmente mágico. Y si coincides el miércoles 3 de diciembre en Nueva York, no te pierdas a las 19.00 horas la “Rockefeller Center Tree Lighting Ceremony”; algo único.