En el post de hoy quiero hablarte de 5 series históricas muy recomendadas, pero antes déjame que te cuente un poco por qué creo que las series están atrayendo tanto público y en particular por qué considero las series basadas en nuestra historia como una fuente excelente de entretenimiento y educación.

Con el paso del tiempo me he dado cuenta de que el mejor cine está paulatinamente siendo producido en la pequeña pantalla, y es que no es ningún secreto que las series atraen actualmente mucho más de lo que el cine lo hace.

Razones que atraen ver series

¿Las razones? Son muchas, pero en mi opinión las resumiría en las 4 razones siguientes:

  • La capacidad de poder desarrollar a los personajes de una manera amplia

Esto permite a  los espectadores crear una extraña y preciosa relación de cercanía con los personajes que se crean: sufrimos cuando ellos sufren, reímos cuando ellos ríen… En definitiva, somos capaces de empatizar hasta límites insospechados.

  • La flexibilidad y originalidad de los guiones

El hecho de no tener que retratar personajes encorsetados y de no tener que seguir una trama rígida permite a los guionistas poder imaginar y escribir situaciones que en una película simplemente no daría tiempo a llevar a cabo.

  • La motivación de los actores

No es lo mismo salir en pantalla durante 60 minutos en una película que durante 1000 minutos en una serie. El protagonismo es inequívoco y muchos actores se crecen ante la perspectiva de interpretar a un mismo personaje durante varios años.

  •  La revolución que la HBO inició a finales de los 90

Esta cadena empezó apostando por jóvenes guionistas así como atrayendo actores consagrados a actuar en sus proyectos. La combinación de ambos factores entre otros, terminó resultando en la  producción de series de absoluta calidad.

Por otro lado, se debe agradecer el  papel creciente que las series están tomando en la labor cultural y educativa de la sociedad. Las series además de un medio excepcional de entretenimiento también están crecientemente aportando conocimientos sobre nuestra historia a los espectadores.

Y es que es ese el gran poder de las series, el poder de llegar a todo el mundo a través de la televisión. De esta manera, la labor educativa que pueden llegar a tener es de incalculable valor.

Hay muchos ejemplos de cómo una serie puede contribuir a los conocimientos de una sociedad. Sin ir más lejos, mi abuela, en su momento, prefirió ver la serie Hispania en lugar del programa basura que estaba acostumbrada a seguir en cadenas televisivas de dudoso gusto.

Series históricas

Por todo ello, quiero dedicar este post especialmente a 5 series históricas muy recomendadas que me han ayudado a entretenerme y al mismo tiempo a aprender no sólo sobre la historia de nuestro país sino también sobre la de otros países y culturas diferentes.

Os hablaré de 5 series históricas muy recomendadas las cuales puedes encontrar ya en DVD.

John Adams

 

Espectacular adaptación de la renombrada productora HBO sobre la vida del que fue el segundo presidente de USA. Esta miniserie de 7 capítulos, producida en el año 2008 narra los inicios de un país todavía titubeante y de cómo (tras una serie de desgraciados hechos) un grupo de hombres tomaron la determinación de liberarse del yugo inglés para convertirse en los USA.

Paradójicamente fue el inglés Tom Hooper el encargado de dirigirla magistralmente así como de conseguir la colaboración de actores de la talla de Paul Giamati en el papel de John Adams, Laura Linney en el papel de Abigail Adams (la mujer del obcecado John Adams) o David Morse como George Washington.

Particularmente, esta serie aporta una visión excelente de todo aquello que a veces estudiábamos en historia pero que no podíamos imaginar. Por ejemplo, el famoso  motín del té en Boston o la famosa escena de la firma de la independencia (entre otros momentos históricos) están maravillosamente retratados en esta serie.

Los Tudor

Los Tudor llegó a la televisión en 2007 y aunque no fue mi preferida, hay que reconocer que la producción conjunta de Irlanda, Canadá y Usa no nos dejó indiferentes.

Esta serie narra la historia de Enrique VIII, un rey cuyo cinismo cambió el rumbo de la historia de Europa. Interpretado por un Jonathan Rhys-Meyers que a pesar de las claras diferencias físicas con el personaje real, logra entrar en el papel y realizar un trabajo espectacular.

Los amoríos salvajes del rey, su progresiva pérdida de la razón, las intrigas de palacio, la lucha de poderes entre Iglesia y Estado  o la aparición de personajes históricos de la talla de Francisco I de Francia, Carlos I de España o el de Tomás Moro presentan una serie realmente atractiva y adictiva.

Vikingos

Esta serie fue de alguna manera una apuesta arriesgada por parte del History Channel puesto que nunca se había tenido la audacia de emitir una serie relacionado que hablara de los Vikingos.

Bien es cierto que la nórdica es otra cultura de la que, en general, bien poco sabemos. Yo, por ejemplo, siempre había creído que los vikingos llevaban gorros con cuernos. Una creencia muy extendida y que no puede estar más lejos de la realidad.

Vikingos nos traslada finales del siglo IX y principios del X en plena edad media donde  aprendemos un poco más de la cultura de países como Noruega o Dinamarca y de cómo sus continuas incursiones influyeron en países como Francia o Inglaterra y en la formación de algunos países de Europa.

Aunque ciertos críticos le atribuyen algunos despistes históricos, la serie está bien construida en general. Si es cierto que sobre el personaje principal, el héroe mítico Ragnar Lothbrok, se saben ciertas cosas pero otras no con mucha exactitud, por lo tanto en la serie se permiten algunas licencias respecto a su personaje.

En definitiva, esta serie es interesante y está excelentemente interpretada en su papel protagonista por el Australiano Travis Fimmel además la aparición del genial Gabriel Byrne como antagonista hace dar un salto de calidad. Añadiendo también que su banda sonora “If I had a heart” creada por Fever Ray le aporta un toque magnífico.

Los Borgia

Este drama histórico se llevó un Globo de Oro en 2011, 6 nominaciones a los Emmy de las cuales consiguió 2 y en 2012, 4 nominaciones más. Y es que Neil Jordan director y guionista sabía que aquí había material de buena calidad para trabajar.

La serie narra lo que se podría definir como el ascenso de una de las primeras familias mafiosas de la historia dejando entrever el alto nivel de corrupción que había durante el siglo XV. Lo cierto es que el valenciano Rodrigo Borgia en su figura de Papa Alejandro VI  junto con sus hijos, crearon unos personajes perfectos para narrar una novela.

En este caso el personaje principal, el jefe de la familia Borgia, está interpretado por Jeremy Irons que siguiendo a su nivel habitual, nos engancha desde el principio.

Lamentablemente, la serie quedó suspendida en la tercera temporada por falta de material y presupuesto pero también es cierto que según reconocía el guionista, la mayoría de los arcos argumentativos estaban prácticamente cerrados y los cabos ya habían sido atados previamente. (¡Yo personalmente me quedé con ganas de mas!).

Roma

Ya hablé de esta serie en un post anterior pero es que no puedo evitar nombrarla y recomendarla de nuevo. Esta producción de dos temporadas representó en 2005 la serie con mayor presupuesto de la historia. De nuevo la HBO y la BBC crearon un producto espectacular.

Dividida en una primera temporada dedicada al fin de la república con Julio César como protagonista de fondo y una segunda temporada representando el inicio del Imperio con Augusto al frente, Roma es una novela genial que contó con un asesor histórico  de alto renombre como es Jonathan Stamp.

Los personajes de Tito Pullo y Lucio Voreno son la columna vertebral de un producción que representa a la Roma antigua como una ciudad sucia y muy violenta.

El paso de personajes inolvidables como el de Servilia, Atia, la madre de Augusto, o la mismísima Cleopatra dan juego y riqueza a un ya de por si magnífico elenco de actores.

En resumen, estas series han ayudado a incrementar el nivel general de la televisión, nos han entretenido a la vez que nos han hecho aprender y por lo tanto vale la pena que les eches un vistazo.

Espero que hayas disfrutado de este post y ya sólo me queda preguntarte

¿Tienes alguna serie histórica más que recomendar?

¿Cuál es tu favorita?