Todo Argentina

Conoce las maravillas del mejor país del mundo

Month: February 2018

Copa América Centenario: información, equipos, calendario y más

El próximo 3 de junio comienza en Santa Clara, California, la Copa América Centenario. Un torneo que servirá para celebrar el 100 aniversario de la competición internacional de selecciones más antiguas del mundo. He preparado este post para que no te pierdas ni un detalle de este gran espectáculo en el que todos los ojos del fútbol se posarán en América.

Esta edición especial Centenario será la primera en la que la Copa América se celebre fuera de Sudamérica. La sede será en Estados Unidos que disfrutará del mejor fútbol del mundo entre el 3 y el 26 de junio en 10 ciudades diferentes.

Equipos participantes y grandes favoritos en la Copa América Centenario

Serán 16 equipos nacionales de 2 confederaciones, Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) y Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol), los que lucharán por convertirse en el campeón número 45 de la historia de la Copa América.

Por un lado, estarán los 10 equipos integrantes de la Confederación Sudamericana de Fútbol: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Y por otro, 6 equipos que provienen de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol: Costa Rica, Jamaica, México, Estados Unidos, Panamá y Haití.

Entre estos 16 equipos destacan 4 grandes favoritos: Argentina, Brasil, Uruguay y Estados Unidos. El combinado albiceleste es el gran favorito, comandado por el mejor jugador del mundo actualmente, Leo Messi. Le sigue de cerca Brasil que, pese a la ausencia de Neymar, cuenta con grandes jugadores como Jonas, máximo goleador de la liga portuguesa. El tercero en discordia será Uruguay que contará con su goleador, Luis Suárez, hasta última hora. Entre los tradicionales favoritos se cuela Estados Unidos por ser el anfitrión y por el aumento de calidad en la Major Soccer League en los últimos años.

Aunque no estén entre los favoritos, también habrá que tener en cuenta para esta Copa América Centenario a Chile, vigente campeón del torneo, y a otras selecciones con gran potencial como México o Colombia.

En lo que no hay dudas es en señalar a los equipos más débiles del torneo son Bolivia, Panamá, Jamaica y Haití.

Sedes y entradas para la Copa América Centenario

La Copa América Centenario va a disputarse íntegramente en Estados Unidos. Durante 23 días, entre el 3 y el 26 de junio, la competición recorrerá 10 ciudades a lo largo y ancho de todo el país.

Las sedes serán: Nueva York, MetLife Stadium; Orlando, Citrus Bowl; Philadelphia, Lincoln Financial Field; Boston, Gillette Stadium; Chicago, Soldier Field; Santa Clara, Levi’s Stadium; Seattle, CenturyLink Field; Pasadena, Rose Bowl Stadium: Phoenix, University Of Phoenix Stadium; y Houston, NRG Stadium.

Calendario de la Copa América Centenario

Fase de grupos:

  • 3 de junio

Estados Unidos vs Colombia, Santa Clara, 9:30 E.T.

  • 4 de junio

Costa Rica vs Paraguay, Orlando, 5:00 E.T.

Haití vs Perú, Seattle, 7:30 E.T.

Brasil vs Ecuador, Pasadena, 10:00 E.T.

  • 5 de junio

Jamaica vs Venezuela, Chicago, 5:00 E.T.

México vs Uruguay, Phoenix, 5:00 E.T.

  • 6 de junio

Panamá vs Bolivia, Orlando, 7:00 E.T.

Argentina vs Chile, Santa Clara, 10:00 E.T.

  • 7 de junio

Estados Unidos vs Costa Rica, Chicago, 8:00 E.T.

Colombia vs Paraguay, Pasadena, 10:30 E.T.

  • 8 de junio

Brasil vs Haití, Orlando, 7:30 E.T.

Ecuador vs Perú, Phoenix, 10:00 E.T.

  • 9 de junio

Uruguay vs Venezuela, Philadelphia, 7:30 E.T.

México vs Jamaica, Pasadena, 10:00 E.T.

  • 10 de junio

Chile vs Bolivia, Boston, 7:00 E.T.

Argentina vs Panamá, Chicago, 9:30 E.T.

  • 11 de junio

Estados Unidos vs Paraguay, Philadephia, 7:00 E.T.

Colombia vs Costa Rica, Houston, 9:00 E.T.

  • 12 de junio

Ecuador vs Haití, Nueva York, 6:30 E.T.

Brasil vs Perú, Boston, 8:30 E.T.

  • 13 de junio

México vs Venezuela, Houston, 8:00 E.T.

Uruguay vs Jamaica, Santa Clara, 10:00 E.T.

  • 14 de junio

Chile vs Panamá, Philadelphia, 8:00 E.T.

Argentina vs Bolivia, Seattle, 10:00 E.T.

Cuartos de final

Los cuartos de final se disputarán entre el 16 y el 18 de junio. El primer clasificado y el segundo de cada grupo jugarán entre sí (grupo a vs. grupo b y grupo c vs. grupo d). Los ganadores pasarán a las semifinales.

Semifinales

En las semifinales, que tendrán lugar del 21 al 22 de junio, los ganadores de ambos enfrentamientos disputarán la final; mientras que los perdedores jugarán por la tercera posición.

Partido por el tercer puesto

El partido por el tercer lugar se jugará el 25 de junio en Phoenix.

Final

La Final de la Copa América Centenario se jugará el 26 de junio en Nueva York.

Imprescindibles para disfrutar de la Copa América Centenario

Tanto si vas a vivir los partidos en directo en el estadio, como si tienes pensado quedarte en casa para vibrar con los partidos de tu selección, hay una serie de cosas que no puedes olvidar a la hora de preparar esta Copa América Centenario.

En primer lugar, la camiseta oficial de tu selección. Todo hincha que se precie de serlo debe tenerla, además ahora hay muchas ofertas donde podrás encontrar la camiseta de tu equipo a un gran precio. También puedes acompañarla con bufandas y todo tipo de artículos para animar.

Si vas a quedarte en casa no te olvides de preparar una tarde agradable con amigos para ver los partidos. Para ello necesitarás hacerte con algunas bebidas, aperitivos y dulces. También deberás asegurarte de que tu televisión y tu conexión funcione bien para no llevarte sustos de última hora cuando todos tus amigos ya estén en casa.

Ahora solo queda que disfrutes de la Copa América Centenario y que tu equipo tenga suerte, ya que es uno de los mejores regalos que podemos disfrutar los futboleros.

Semana Santa de color y mestizaje

Pasos, bandas, nazarenos, imágenes, velas y cirios, saetas, …, son conceptos y elementos que asociamos indisolublemente a la Semana Santa, con imágenes que nos vienen a la mente de las ciudades españolas más iconoclastas en estas lides, como es el caso de, por ejemplo, Granada y Sevilla, sin olvidarnos de la sobriedad de la Semana Santa castellana, del colorido de las semanas santas marineras y, por supuesto, sin olvidarnos también de las celebraciones pascuales más pintorescas y llenas de significado y pasión, como es el caso de “Los Empalaos” de Valverde de la Vera, en Extremadura.

No cabe duda de que una de las celebraciones que más identifica a España en el calendario sacro es la Semana Santa, una celebración que, como no podía ser de otra forma, en una España Católica, Apostólica y Romana como lo era la de los Reyes Católicos, se exportó a los nuevos territorios descubiertos en 1492 al otro lado del Atlántico, dando lugar a un delicioso sincretismo (la combinación por parte de los nativos americanos de la imaginería católica con la local) que llena de colorido y singularidad la Semana Santa que se celebra en cada rincón de Hispanoamérica.

Así, la Semana Santa también fue convirtiéndose en Hispanoamérica (así como en otros países de clara influencia colonial española, como es el caso de Filipinas), junto a la Navidad, en el acontecimiento más importante del calendario religioso por aquellas tierras, con celebraciones que, en ocasiones, superan en devoción y majestuosidad a la Semana Santa española. Magníficas alfombras de flores, procesiones multitudinarias que nacen del verdadero fervor popular, imágenes religiosas que denotan un claro mestizaje cultural, ritos y cultos cuyo origen y significado nunca queda bien claro y que se pierden en la noche de los tiempos, readaptándose a la realidad de cada momento histórico para mostrarse ante nosotros complacientes para unos y enigmáticos para otros; todo un corolario de sincretismo que nos devuelve escenas y postales de una plasticidad deliciosa.

Desde Perú a Argentina, pasando por Chile, llegando a Venezuela y aterrizando en México, la Semana Santa en Hispanoamérica se nos muestra en un esplendor que va más allá de la plasticidad que suele acompañar a esta celebración, esplendor al que acompañan, además, el fervor religioso que adopta múltiples expresiones en todo y cada uno de los rincones de Hispanoamérica, adaptándose a las peculiaridades históricas de cada país y, aún más, de cada región e, incluso, localidad. La quema de chamiza y las andas decoradas con cera de la Semana Santa ayacuchana en Perú, la majestuosidad criolla de la Semana Santa limeña, la llamada “Quema de Judas” o la “Semana Zángana” en Venezuela, e, incluso, la Virgen de la Esperanza Macarena de Miami, así como “The Live Way of the Cross” de Chicago (una representación de la pasión de Cristo representada por la comunidad mexicana en aquella ciudad), son sólo algunos ejemplos de lo que indicamos, mostrándonos todo un Continente de mestizaje religioso y cultural que es legado de la presencia española en Latinoamérica, legado que, como se dice, ha sido “corregido y aumentado” con las peculiaridades y personalidad propias de los pueblos del otro lado del Atlántico.

Mientras que en España la Semana Santa ha ido convirtiéndose en un lugar común que, progresivamente, ha ido cayendo en un vaciamiento de su significado, centrándose sólo su celebración en resaltar la plasticidad de la misma como un reclamo turístico más en la mayoría de los casos, en Hispanoamérica la Semana Santa se ha visto enriquecida por la reconversión de tradiciones precolombinas que han sido readaptadas a la nueva religión traída por los conquistadores, siendo uno de los casos más significativos el de “La Pasión de Jesucristo en Iztapalapa” en México, así como los cristos de caña de maíz de michoacán, también en México, por no hablar de la “La Procesión de Los Cristos” en Izalco (El Salvador), una procesión que reúne a cofradías indígenas de la antigua tribu de los Izalcos.

Se dice, y probablemente sea cierto, que cuando los conquistadores y los misioneros llevaron la religión Católica al nuevo Continente, los indígenas y nativos se adaptaron rápidamente a las nuevas creencias, aunque, en realidad, adorando a unas nuevas divinidades que ellos seguían identificando con las de sus ancestros. Así, se produce una aceptación de la imaginería Católica por la similitud de algunas historias bíblicas con algunas de la mitología propia de incas o aztecas, por ejemplo, sustituyéndose un Dios mitológico por aquí por un Santo por allá, o incorporando a una Última Cena un delicioso cuy en lugar de un pan. Progresivamente, se va produciendo un mestizaje en el que se confunden las nuevas con las viejas creencias, en el que una Virgen blanca se convierte en una Virgen morena o un Cristo crucificado en un moreno “Señor de los Milagros”, un mestizaje que se traslada a las nuevas iglesias y catedrales en las que vidrieras y frescos se ven enriquecidos por personajes de la mitología local representando escenas bíblicas.

Y, como no podía ser de otra forma, todo este mestizaje cultural y religioso se traslada a uno de los iconos más significativos de la cultura que se ha ido forjando durante siglos en torno a la Semana Santa: la cocina. Efectivamente, el potaje de Semana Santa español, los canutillos de crema, los buñuelos de bacalao, se ven sustituidos al otro lado del Atlántico por platos típicos que mezclan lo mejor de la cocina tradicional española y latinoamericana para dar lugar a recetas que llenan de sabor y color la Semana Santa de allende los mares con toques indígenas, criollos y españoles, como es el caso de las habichuelas con dulce de la República Dominicana, las empanadas de chiverre de Costa Rica o los anticuchos de pescado peruanos, elementos gastronómicos que enriquecen aún más la ya de por si colorida Semana Santa en Hispanoamérica.

Si viajar por Latinoamérica es ya de por si un ejercicio especialmente enriquecedor, mediante el cual redescubrimos nuestros orígenes y nuestra cultura, hacerlo durante la Semana Santa supone una experiencia única que nos hace recuperar el fervor popular que, en algunos aspectos, ya se perdió en la Semana Santa española, fervor popular que, desde la modestia en los recursos económicos, nos muestra un pueblo entregado que nos abre sus puertas ofreciéndonos lo mejor de si mismo, mostrándonos estampas, en ocasiones surrealistas (como ya apuntara García Márquez), y que no son otra cosa que el reflejo del mosaico multicolor que es América Latina y la riqueza cultural y social que deviene del mestizaje.

El Viacrucis de Iztapalapa, el Cristo Resucitado de Ayacucho, las procesiones de Sonsonate y Cojutepeque en El Salvador, las alfombras multicolores de Tarma, las procesiones del del Cristo de Medinacelli y de la Virgen de la Esperanza Macarena de Miami, son buenos pretextos para conocer a fondo la cultura y tradiciones de Hispanoamérica, sus gentes, sus costumbres, su gastronomía, su música, sus danzas, cómo sienten y cómo viven nuestros hermanos del otro lado del Atlántico, lo que nos permitirá derribar tópicos y acercarnos a un Continente en el que reencontrarnos a nosotros mismos sin necesidad de quemar las naves del retorno.

Los 8 viajes en tren más pintorescos de América

Aquí os dejo los mejores paseos en trenes de película en los Estados Unidos, desde Great Smoky Mountains hasta Napa Valley. Todos son populares en primavera y otoño, pero considera montar en los trenes durante las vacaciones, cuando muchos ferrocarriles ofrecen paseos temáticos especiales toda la familia disfrutará.

Resultado de imagen de Cass Scenic Railway, Virginia Occidental

Cass Scenic Railway, Virginia Occidental

El origen del Ferrocarril de Cass Scenic se remonta a los valientes y pioneros hombres y mujeres de Virginia Occidental que dedicaron sus vidas a la construcción de un imperio de madera. Originalmente construido en el cambio de siglo, hoy el Cass Scenic Railroad State Park ofrece a los viajeros de todo el mundo la oportunidad de experimentar las vastas selvas de Virginia Occidental y montar en una locomotora a vapor. 

Ferrocarril de Arkansas y de Missouri

Pasee por el ferrocarril de Arkansas y Missouri para tomar un viaje en el Ozarks y volver a tiempo a la edad de oro de la nación de viaje. El ferrocarril es una de las pocas líneas comerciales que aún funciona tanto de carga como de automóviles, y ofrece tres excursiones populares para pasajeros: Fort Smith a Winslow, Van Buren a Winslow y Springdale a Van Buren.

Mount Washington Cog Railway, New Hampshire

Comenzando en la ladera occidental del Monte Washington, el Monte Washington Cog Railway, también llamado “The Cog”, sube aproximadamente 3.500 pies hasta la cima más alta de Nueva Inglaterra. Es el primer ferrocarril de cremallera de escalada de la historia (así llamado por su carril y rueda central añadidos) y el segundo más empinado del mundo. El ferrocarril funciona con locomotoras alimentadas con vapor y biodiesel y toma un poco menos de tres horas de ida y vuelta a la cumbre, donde la vista abarca las montañas y los valles de New Hampshire, Maine, Vermont, Canadá y el Océano Atlántico.

Strasburg Rail Road, Pensilvania

Si te encuentras junto a un Amish con su caballo y calesa de pie frente a una estación de tren rojo borgoña a la espera de una locomotora de vapor, lo más probable es que estés esperando un paseo en el ferrocarril más antiguo de la línea corta de América. El camino del ferrocarril de Strasburg aterriza profundamente en las tierras de labrantío de los Amish del país holandés de Pennsylvania, presentando a jinetes con la oportunidad de montar los carriles y de cenar en el coche de madera solamente de los restaurantes de América.

 Ferrocarril de Great Smoky Mountains, Carolina del Norte

Recorrido a través de valles panorámicos, por gargantas sin fondo y en túneles a través de las montañas de los Apalaches, este ferrocarril escénico de primera es una experiencia única. En la hermosa y remota esquina de Carolina del Norte occidental, el Great Smoky Mountain Railroad transporta 53 millas de vía a través de dos túneles y más de 25 puentes diferentes.

Durango y ferrocarril de Silverton, Colorado

La construcción de la línea Durango y Silverton comenzó en 1881. Originalmente destinada a transportar plata y mineral de oro de las montañas de San Juan, los pasajeros pronto se dieron cuenta de que la vista era igualmente preciosa. El tren de vapor de locomotoras de pasajeros ha estado en funcionamiento desde entonces, recorriendo Durango, Colorado, a lo largo del río de Animas hasta la ciudad minera vieja de Silverton.

Tren del vino del valle de Napa

¿Interesados en un viaje en tren a través de uno de los valles de vino más conocidos en el país? ¿Cómo sobre la adición de una cena gastronómica más algunas botellas de Napa mejor? El Napa Valley Wine Train es el único tren en esta lista que ofrece a los pasajeros una fiesta movible y una experiencia de conducción que es un poco más extravagante.

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén