Platos típicos de El Cairo

Nos encontramos en un país de tradición musulmana, la cual marcará su cocina y así la debemos disfrutar. En este sentido, la cocina egipcia tiene como base fundamental la harina de trigo, el cordero, el pollo y las especias, y tal es el caso del “shwarma” (muy parecido al “kebab”), el “Fatta” (cordero con arroz y pan, mojados en salsa) o el “Ta’amiyya” (puré de judías con especias envuelto en pan de pita).

En definitiva, al igual que en el resto de países del Magreb, se trata de una cocina mediterránea al más puro estilo y que conserva las tradiciones gastronómicas de siglos, pero combinando ese sabor que tanto conocemos con el punto de la cocina árabe y la africana. En este sentido, has de saber sobre la cocina egipcia que:

Al igual que en el resto del Mediterráneo, el pan es un elemento fundamental en la gastronomía egipcia. En tal sentido, el “aish” es el pan típico del país: se trata de pequeñas hogazas de pan elaboradas con diversas clases de harinas, lo que harán variar su aspecto (más oscuras o más claras, según el tipo de harina empleado).
Será frecuente que veas a los cairotas comiendo una especie de judías marrones grandes, llamadas “fuul”, que están bastante bien, ya que se aliñan con limón y acompañan todo tipo de platos, ya sean de carne, verdura o pescado. También podrás ver judías más blancas y pequeñas, llamadas “ful”, pero menos habituales, ya que su preparación es más laboriosa.

La pasta también ocupa un lugar importante en la gastronomía egipcia, destacando el “koshari”, que son una especie de macarrones en capas, combinados con arroz y legumbres. Si está bien preparado es delicioso.

También son típicos en la cocina egipcia los entrantes, que se denominan “mezze”. Son muy variados y los hay con toda clase de ingredientes (verduras, carnes, pescados, …), por lo que te recomendamos que pidas un plato variado de “mezze” como entrante cuando vayas a comer, o a modo de almuerzo.

El que no se pueda beber alcohol en Egipto por ser un país árabe es un mito, ya que podrás encontrar cerveza en cualquier restaurante (la más conocida es la cerveza “Stella”, así como vinos de calidad, aunque, ya que viajas, es preferible que degustes las bebidas más típicas del país, como el “karkade”, el “ersoos” o el “zahib”, que seguro te van a encantar por su especial sabor.

Uno de los platos fuertes de la gastronomía egipcia (al igual que en el resto de países árabes) son los pasteles. Son deliciosos y sus ingredientes son de lo más natural: almendras, miel, nueces, pasas, leche, … Es increíble cómo de la forma más tradicional se pueden elaborar pastelillos de tan gran sabor, como es el caso del “Om Ali”, que te recomendamos especialmente.

Y para acompañar los pastelillos no hay nada mejor que un té. Los hay de infinidad de sabores, fríos y calientes, y con los ingredientes más insospechados; ideales, como te indicamos, para acompañar los dulces más típicos de Egipto.

Restaurantes recomendados en El Cairo

El Mashawina: restaurante libanés situado en la zona de Heliópolis, que, aunque un poco caro, es muy bueno y de ambiente agradable.

El Café Riche: de ambiente bohemio (es muy popular entre los intelectuales egipcios y el mundillo cultural), animado y bullicioso. Tiene buen precio. Está en la calle Talaat Harb.

El Café Naguib Mahfouz: está situado en el Zoco, muy típico y en el que puedes tomar té árabe y fumar “shisha”.

El Dido’s al Dente: bastante barato y con muy buena pasta. No es un italiano al uso, ya que también combina la comida árabe típica. Siempre está lleno. Se encuentra en la calle Bahgat Alí.

El Arabesque: muy, muy bueno, aunque el precio es algo caro. Combina la comida egipcia con la europea y las presentaciones son fantásticas. Está situado en la Calle Qasr el Nil.

El Restaurante Abu as-Sid: muy bueno y está bien de precio en relación a su calidad. Es necesario reservar. Se encuentra en la zona de Zamalek.

El Alfi Bey: restaurante barato, pero delicioso, donde sirven pollo, cordero y ensaladas variadas. Está situado en la zona de Sharia Alfy.

Pastelería 40th Floor: se trata de una pastelería buenísima y de calidad excelente, situada en la zona de Garden City. Algo cara, pero vale la pena por la exquisitez de sus dulces árabes a base de frutos secos.

En cualquier caso, la cocina egipcia y, en general, la árabe, son las grandes desconocidas en Occidente y, la verdad, es una pena el perderse la delicia de su gastronomía. Aprovecha tu viaje y descubre sus sabores.